Sábado, 19 Septiembre 2020

Opinión y noticias

equipajeProbablemente, estarás pensando que el motivo es el ahorrarnos el importe de facturar la maleta que cobran las compañias de vuelos de bajo coste y no vas descaminado. En un viaje de ida y vuelta, el facturar una maleta supone entre 30 y 40 euros y esa cifra, cuando el importe del vuelo ha sido inferior a 100 euros, supone casi un 50% sobre su coste. Es una razón importante, pero no es la única, y en muchas ocasiones, ni siquiera la principal, ni tampoco el único gasto al que hacer frente por el equipaje, porque en algunas ciudades, por equipajes voluminosos hay que abonar un plus adicional en el transporte público, o simplemente, ese exceso de volumen, nos obliga irremediablemente a tener que recurrir a un taxi para llegar hasta nuestro alojamiento en destino.

"El tiempo", ya lo dicen los sabios, "es oro, y el que lo pierde, pierde un tesoro". Los equipajes facturados nos hacen perder un valiosísimo tiempo, que nunca sobra, al tener que esperar su salida por la cinta transportadora", y esto, puede hacernos perder enlaces con autobuses, trenes o cualquier medio de transporte hasta el destino a nuestra llegada.

Para la vuelta a casa, tendremos que acudir con más antelación y pasar por los mostradores de facturación  del aeropuerto. Si le sumamos lo que tardamos en deshacer y rehacer el equipaje, o en el peor de los casos, el gestionar su pérdida al llegar a destino, nos encontramos que estos tiempos, pueden llegar a ser realmente importantes.

Si nuestro equipaje viaja con nosotros, evitaremos su pérdida, pero además, ganaremos dinero,  tiempo y comodidad. Porque no es lo mismo moverse con una maleta de cabina de cuatro ruedas, que con una o varias maletas pesadas, al estilo las Campos en New York. Tener que subir o bajar escalones, andar por una abarrotada calle, o querer hacer un alto en el camino para visitar ese monumento que nos ha llamado la atención. Y ya de disparar la cámara, ni hablamos, que nuestras manos, con empujar el tremendo maletón cargado de vestidos que con toda probabilidad no vamos a lucir, tienen bastante.

vuelosAunque el verano aún se ve en un escenario lejano, lo cierto es que los puentes empiezan a animar nuestro calendario laboral, amén de la Semana Santa. Además, los más previsores ya comienzan a organizar sus vacaciones estivales con el fin de conseguir con antelación los mejores precios del mercado.

Sin embargo, cuando empezamos con la planificación, uno de los grandes quebraderos de cabeza llega a la hora de ajustar el presupuesto, y conseguir comprar vuelos baratos (sobre todo, si se van a realizar trayectos internacionales o pretendemos viajar a sitios ‘de moda’) se antoja como una utopía a medida que pasan las semanas.

Comparadores de precios, metabuscadores de vuelos, ofertas que intentan atraparnos desde mil y un ‘banners’ a los que solo faltan letreros luminosos, ‘newsletters’ y campañas de ‘mailing’ de todas y cada una de las compañías aéreas con las que alguna vez en nuestra vida hemos volado, las indicaciones de tu mejor amiga y de tu compañero de trabajo recomendándote una nueva ‘low cost’ que promete ‘gangas’ si sacrificas tu equipaje, descuentos estacionales especiales de las aerolíneas ‘de toda la vida’… Es cierto que la oferta en vuelos ha aumentado de forma exponencial en los últimos años, y las posibilidades son muchas y muy diversas. Sin embargo, si todo esto lo buscas a través de Google… ¿por qué no utilizas directamente a Google para conseguir tu vuelo?

¿Cómo funciona Google Flights? Trucos prácticos para sacarle partido

Google Flights es una gran desconocida que, sin embargo, ofrece precios muy competitivos para conseguir vuelos baratos. Para el usuario, la mecánica de esta herramienta no puede ser más sencillo, ya que solo hay que introducir los puntos de salida y destino, las fechas y dar a ‘intro’, pero es una vez hecha nuestra selección en función de nuestras preferencias cuando el mejorado algoritmo de Google pone a funcionar toda la maquinaria del ‘big data’ a nuestro servicio.

  1. Se pueden personalizar parámetros como las escalas, los rangos de precio, las compañías (si el vuelo dispone de WiFi, qué tipo de entretenimiento a bordo ofrece, si hay enchufe en cada plaza…), los horarios, los intereses o la duración del vuelo.
  2. El motor de búsqueda de Google Flights analiza el histórico de precios de la ruta elegida y si activamos la notificación de la variación de precios, nos alerta cuando el precio de un trayecto concreto va a subir, y en consecuencia, cuándo es mejor reservar ese viaje, de manera que es el usuario el que toma la decisión de compra en base a datos contrastados, asegurándose que consigue la tarifa más económica posible.
  3. Permite que en el momento de seleccionar un vuelo determinado el sistema nos alerte de posibles precios más económicos si se sale en días cercanos al previsto y nos sugiere cuándo comprar los billetes en función del trayecto y la fecha del viaje
  4. Google Flights también puede convertirse en nuestro ‘agente de viajes’, recomendándonos destinos en función de nuestras preferencias e intereses, de la experiencia que busquemos y, por supuesto, el precio, ya que nos mostrará una comparativa entre varios puntos de destino de una misma región. Además, está disponible la opción de ‘Voy a tener suerte’, que hará que sea el propio buscador el que elija tu próximo destino en función de tu histórico de búsquedas en Google.
  5. Podemos dejarnos guiar por las sugerencias de la caja de ‘mejores vuelos’, que nos muestra las opciones que presentan mejor relación precio-duración-servicios. Una especie de “si yo fuera tú, elegiría esto”…

casas verdes

Los españoles viajamos cada vez más. Cualquier excusa es buena para pasar unos días fuera de casa, pero los preparativos nos pueden amargar los días previos a las vacaciones o incluso una mala gestión puede hacer que nuestras vacaciones soñadas se conviertan en un infierno. Estableces el presupuesto, decides el destino, reservas el vuelo… y toca elegir hotel. Hay hoteles, paradores, apartahoteles, hostales, campings… cada uno tiene sus cosas buenas a un precio mayor o menor, pero la elección del hotel no sólo depende del precio, hay muchos factores a tener en cuenta cuando se elige el lugar donde hospedarse. En esta guía te ayudamos a elegir el hotel para que puedas disfrutar al máximo de tus días libres teniendo en cuenta tus necesidades.

Compara hoteles

Optar por un hotel no tiene por qué salir más caro que hacerlo por un hostal, al igual que ir a un parador no es siempre mejor que alojarse en un apartahotel. Para elegir el hotel que más se adapta a tus necesidades y posibilidades es preciso que compares las distintas oportunidades que te ofrece el sector turístico. Así, para una persona aventurera puede ser mucho mejor un camping en la montaña que un hotel en el centro de la ciudad. Y mientras que una familia buscará un hotel en el que se hagan actividades para los niños, una pareja que va a hacer turismo a una ciudad nueva no necesitará ese tipo de extras porque pasará el mínimo tiempo posible en el hotel.

El precio es el segundo factor que más se tiene en cuenta a la hora de decantarse por un hotel en detrimento de otro, pero también influyen otros como la ubicación y las experiencias anteriores. La elección del hotel dependerá del tipo de turista que seas y de qué quieres hacer durante los días que dure la estancia, entre otros factores.

Que un hotel tenga o no un servicio no lo puedes decidir, de modo que si quieres contar con él tendrás que elegir el que sí tiene dicho servicio, sopesando los pros y contras de cada uno de ellos. Sin embargo con el precio no ocurre lo mismo, lo que vas a tener que pagar por el mismo hotel puede variar según el lugar de compra. Por ello es recomendable comparar antes de contratar el alojamiento. Decide el lugar en el que quieres dormir y después busca precio. Comparadores de hoteles como Rastreator.com pueden ayudarte a alojarte en el lugar que deseas ahorrando.

Por lo tanto, a la hora de elegir el hotel al que vas a acudir no te centres en obtener lo monetario. Busca el tipo de hotel que más se adapta a tus necesidades y después busca el mejor precio comparando. Una mala decisión al reservar tu alojamiento puede que haga que te acuerdes durante mucho tiempo de esas vacaciones, y no precisamente por lo bien que estaba el hotel.

¿Qué buscar en un hotel?

Cada hotel o apartamento es distinto, y a cada uno le gustará uno u otro según lo que haya planeado para el viaje y gustos. Pero ya sea un hotel con encanto, una casa rural, un apartahotel o un albergue, debes prestar atención a los mismos puntos a la hora de elegirlo. Analiza factores como la ubicación, los extras, la calidad y las instalaciones y elige el alojamiento que más se adapte a lo que buscas.

La categoría del hotel

Al contrario que lo que puede suceder en otros países, en España la categoría hotelera se corresponde, en la mayoría de los casos, con la realidad, y no puedes esperar de un hotel 5 estrellas o un 3 estrellas. Pero no suele ocurrir igual en otros países. Por ejemplo, si haces un viaje al Caribe es recomendable elegir hoteles de más de 4 estrellas para no tener sorpresas. La categoría la otorga cada país según sus criterios, por lo que en realidad más que el número de estrellas en algunos casos es mejor preponderar otros factores como la ubicación y fijarse en el año de construcción y renovación o si pertenece a una cadena conocida. Además los comentarios de otros viajeros en foros o páginas especializadas te pueden ayudar a comprobar si el número de estrellas corresponde con la realidad.

Comentarios de otros viajeros

Los comentarios no sólo son útiles en el caso de viajar al extranjero. Es posible que el hotel tenga una ubicación estupenda, que en las fotografías las habitaciones parecen parezcan de ensueño, que sea nuevo… pero el servicio deja mucho que desear, después añaden costes o el buffet libre no tiene calidad. Por ello es importante que te fijes bien en los comentarios de las personas que ya han estado en el hotel, pero ten en cuenta que porque uno haya tenido una mala experiencia con el servicio no quiere decir que le pase a todo el mundo. Lee los comentarios sin olvidar el resto de la información del hotel y sin limitarte a los primeros que veas, para gustos los colores y quizá a uno no le satisfaga pero otros dicen que es estupendo.

Calidad del alojamiento

Además de las conocidas estrellas que indican la calidad de los establecimientos hoteleros en España existen otros indicadores. La Q de Calidad Turística es la marca que representa la calidad en el sector turístico español. Este sello refleja el compromiso del alojamiento por alcanzar la satisfacción del cliente ofreciéndole un buen servicio que cubra sus necesidades, y sólo lo obtienen aquellos que mantengan esos niveles. Para alojarte en un lugar de calidad no es necesario que vayas a un hotel, también pueden obtener la Q de Calidad las casas rurales, los campings y los apartamentos turísticos.

Instalaciones

Otro punto a tener en cuenta son las instalaciones de las que dispone el alojamiento. Algunas, como el garaje o parking, pueden serte de gran utilidad, aunque antes de reservar asegúrate del coste de dejar tu coche aparcado durante las vacaciones, ya que algunos lo incluyen gratuitamente en el precio de la habitación pero otros te añaden el cargo. Que el hotel disponga de restaurante, incluso algunos con descuento, te facilitará las cosas si algún día no te apetece buscar dónde comer. Asimismo, consulta si tiene late check out para que el final de tus vacaciones no sea tan amargo.

Por otro lado está la piscina, el spa, la sauna, el gimnasio y otros servicios disponibles de este estilo. Cuando elijas un hotel estate atento a lo que contratas, pero se realista a la hora de exigir. Es decir, si buscan un hotel con estas instalaciones puede salirte caro. Analiza antes de decantarte por ese alojamiento si de verdad vas a hacer ejercicio en tus vacaciones, si vas a preferir la piscina a la playa o si no te saldría más rentable ir a un spa en tu ciudad en lugar de al del hotel.

Servicios incluidos

Vayas a estar poco o mucho tiempo en el hotel ten en cuenta los servicios que se incluyen en el coste de la habitación antes de reservarla. Según las encuestas, servicios como el desayuno y la conexión a internet vía wifi están muy valorados por los clientes, y por lo tanto muchos establecimientos lo incluyen. Pero también pueden contar con sistemas de climatización en las habitaciones, restaurante 24 horas, transporte directo entre las estaciones o el aeropuerto y el hotel o incluso servicio de babysitter. Para elegir el hotel que más te satisfaga analiza qué necesitas y compara, unos te darán más que otros, no te conformes.

Si buscas un hotel con todo incluido, y te vas a pasar el día allí porque quieres disfrutar al máximo de él, pide todo lo que quieras, pero no pagues por complementos que no vas a utilizar. Si quieres hacer turismo y recorrerte las calles de arriba abajo quizá un hotel con todos los servicios no sea la mejor opción porque no vas a disfrutarlos.

Pensión completa, media pensión, desayuno o sólo alojamiento

Tanto en los hoteles, como en apartahoteles, hostales o alojamientos rurales es posible elegir el régimen de alojamiento. Desde sólo la habitación hasta pensión completa, pasando por el alojamiento con desayuno o el régimen de media pensión. Al decantarte por un modo u otro fíjate en los horarios de entrada y salida al comedor, porque si no se ajusta al que vas a tener tú no te merecerá la pena pagar por una comida que no vas a consumir.

La opción de incluir el desayuno es la que mejor acogida suele tener porque muchos prefieren desayunar en el mismo sitio en el que duermen. Pero la comida o la cena son distintas. Si vas a realizar pequeños viajes durante el día que te van a alejar del hotel no contrates el almuerzo del medio día, porque perderás tiempo al tener que ir hasta el restaurante contratado en lugar de almorzar en uno que tengas cerca, mientras que si vas a estar por los alrededores puede salirte más económico. Con la cena sucede una mezcla entre las otras 2 comidas. Es posible que no vayas a estar cerca del hotel, pero al final vas a ir allí a dormir, por lo que sopesa si te merece la pena acabar el día en el restaurante del alojamiento o bien prefieres cenar en otro sitio y regresar más tarde.

Extras del hotel

Algunos alojamientos, sobre todo los especializados en parejas, cuentan con extras para sus ocupantes. Desde bombones o cava, hasta flores naturales diarias, una decoración bonita, una bañera de hidromasaje o el desayuno servido en la habitación. Si quieres que tu estancia sea especial fíjate en los extras.

La habitación

Que el hotel tenga las mejores instalaciones está muy bien, pero si después la habitación no merece la pena te habrás equivocado al elegir. Cuando comparas hoteles también tienes que hacer lo propio con las habitaciones, comprueba en las fotografías y descripciones el tamaño de la habitación, si tiene televisión y hacia dónde está ubicada. De estas elecciones derivará una mayor o menor factura dentro del mismo hotel.

Analiza también el tipo de habitación que quieres, en algunos casos debido a ofertas puedes obtener una habitación superior por una mínima diferencia, y en otros te merecerá la pena por el precio reservar una de 4 camas aunque seáis 3. También es importante que consultes si hay posibilidad de incluir otra cama en el dormitorio o elegir entre ducha o bañera si tienes necesidades especiales. Y si optas por unas vacaciones económicas y te vas a un albergue u hostal no olvides preguntar por el baño. En algunos casos está en la habitación, pero en otros es compartido.

Ubicación del hotel

La ubicación puede ser uno de los criterios más importantes según la causa de tu viaje. Si viajas sólo unos días el tiempo del que dispones es limitado, por lo que será mejor que busques uno cerca de los lugares que quieres visitar, del mar si lo que quieres es ir a la playa o de la montaña si tu intención es hacer senderismo. Por el contrario, si vas a estar bastante tiempo puedes alejarte un poco más de las atracciones turísticas que te interesan para conseguir un menor precio y mayores comodidades.

Comprueba en un mapa que de verdad está cerca de donde dice y que también hay en los alrededores otros servicios, como transporte público o tiendas. Y que aunque sólo esté a 1 kilómetro de la playa, por ejemplo, ese recorrido puedes hacerlo caminando.

Como en todo, hay que mirar lo bueno y lo malo. Quizá un hotel no tenga la mejor ubicación, pero sí una gran calidad, pero si lo que quieres es estar a pie de playa vencerá la situación, mientras que si quieres conocer la ciudad las características del alojamiento serán más importantes.

Al reservar

En el momento de la reserva anticípate y hazlo con tiempo, organizar los viajes con antelación puede ayudarte a ahorrar y además tendrás más posibilidades ya que las habitaciones todavía no están ocupadas. Otra opción es esperar a las ofertas de último minuto de los hoteles, aunque te arriesgas a quedarte sin vacaciones. Asimismo, lee con detenimiento las condiciones de la reserva del hotel para evitar malentendidos y costes añadidos una vez llegues al hotel.

Cancelación de reservas

Como es lógico, si reservas la estancia es porque vas a ir, pero nunca se sabe lo que puede suceder. Puede que se produzca alguna circunstancia que te impida desarrollar con normalidad tus vacaciones y que te lleve a tener que anularlo. Es aconsejable que preguntes por la política de anulación del hotel para prevenir. Para estas circunstancias también es recomendable contratar un seguro de Viaje que te proteja si finalmente tienes que cancelarlo. Puedes contratarlo sólo para este supuesto, si quieres asegurarte de que no vas a perder el dinero abonado si las condiciones de cancelación del hotel no incluyen tu caso concreto. Pero además puedes incluir otras garantías, como la cancelación del transporte o los posibles problemas que puedas sufrir en el mismo, entre otras.

Viajar en familia, con tu pareja o con tu mascota

No es lo mismo buscar alojamiento para estar con la familia, los niños, tu pareja, unos amigos o ir sólo a relajarte. Todo el mundo es bien recibido en la mayoría de los hoteles, pero unos son más indicados que otros para según qué viajeros. Además, existen alojamientos exclusivos con limitaciones para niños, mascotas u otros colectivos. Según la compañía que vayas a tener durante el viaje necesitarás una serie de comodidades u otras, por eso con quién realizas el viaje puede determinar el hotel que más se adapta a ti.

Viajar con niños

Cuando viajas con niños debes prestar atención a las posibilidades que te ofrece un hotel antes de alojarte en él. Al tratarse de un viaje en familia debes buscar un hotel de turismo familiar, es decir, aquellos que ofertan instalaciones y servicios dirigidos especialmente a familias con niños. Que tenga zona de jardín o animadores infantiles puede hacerte pensar que se trata de un hotel para ir con niños, pero para ser “child friendly” es necesario ir más allá. Incluso algunas Comunidades Autónomas españolas disponen de normativa propia para determinar cuándo un hotel es familiar.

Instalaciones de los hoteles familiares

Entre los requisitos que solicitan los distintos Decretos españoles para determinar si un hotel es familiar o no y los que debes buscar tú cuando viajes con niños se encuentran:

  • Jardín
  • Parque infantil
  • Sala de televisión o vídeo
  • Sala de juegos
  • Zonas deportivas
  • Servicio de guardería, por lo menos durante el día
  • Animación con programación para los más pequeños de la casa
  • Menú infantil
  • Cunas gratuitas
  • Piscina en época estival

Cada vez más hoteles ofrecen a sus clientes la posibilidad de configurar sus habitaciones para acoger a toda la familia. Pero ten en cuenta que si finalmente te decantas por un alojamiento que no ofrece este tipo de servicios las vacaciones pueden ponerse cuesta arriba porque los niños se aburran y terminen cansándote a ti. También debes pensar que, al igual que tú, el resto de las personas que se encuentran en el alojamiento quieren disfrutar de sus vacaciones. A los niños no se les puede pedir que dejen de serlo, y es posible que si os vais a un hotel en el que la clientela general no son familias sino gente mayor que va de retiro o parejas terminéis molestándolas, al igual que si vais a uno que está lleno de adolescentes os incordiarán ellos a vosotros.

Tipo de alojamiento con niños

Más allá está la decisión de a qué tipo de alojamiento acudir. Los hoteles otorgan a las familias cunas o camas supletorias para los menores, en algunos casos incluso de manera gratuita, pero también pueden alojarse en otro tipo de establecimientos. Los apartamentos son una buena elección con niños cuando lo que se quiere es disfrutar de los paisajes de la zona, viajar a lugares cercanos, ir a la playa o simplemente pasar más tiempo con los pequeños tras una época de trabajo. Sin embargo, los hoteles lo son para aquellos que quieren descansar y que los niños se lo pasen bien. Los servicios de guardería y de animación pueden facilitar que los padres desconecten un rato de los pequeños, pero también pasárselo bien con ellos. Mientras que si viajas con un bebé igual te resulte más cómodo un apartamento o apartahotel dada la libertad que conceden este tipo de alojamientos.

Otra opción para cuando viajes con tus hijos es acudir a un camping o una casa rural si queréis disfrutar de la naturaleza. Si lo que quieres es desconectar, disfrutar de la familia y olvidar por unos días el bullicio de la ciudad puede que ésta sea la mejor opción ya que así podrás olvidarte de móviles e internet, y los niños de los videojuegos, el ordenador y la televisión.

Prohibido niños

Puede que te parezca absurdo, pero lo cierto es que cada vez hay más locales que no permiten la entrada a los niños. Desde restaurantes hasta hoteles. Sí, existen hoteles que prohíben la entrada a los pequeños de la casa. Se trata de una oportunidad para aquellos que buscan tranquilidad, socializarse y disfrutar de actividades diseñadas específicamente para adultos, pero que si pretendes viajar con ellos limita tus posibilidades.

En principio estos alojamientos, por sus servicios y características, no te resultarán atractivos a primera vista para ir con tus hijos, pero por si acaso cuando elijas un hotel vigila que los niños puedan alojarse en ellos.

De viaje con la mascota

Viajes con tu mascota en avión o en coche debes pensar en tu destino. No todos los hoteles admiten animales, y buscar uno que sí lo haga puede resultar difícil. Sin embargo, comparadores como Rastreator.com te permiten elegir dentro de los requisitos de búsqueda que admitan mascotas para que no te encuentres con sorpresas desagradables al llegar a tu destino.

En la actualidad cada vez son más los sitios en los que puedes hospedarte con mascota, pero siempre conviene asegurarse en la reserva de que el hotel está al tanto de que tu compañero de viaje va a ser un animal. Además de prestar atención a que puedas llevarlo también deberás mirar bien las consecuencias de que te acompañe, y es que muchos han aprovechado esta permisividad para concederse la licencia de cobrar un suplemento al precio de la habitación, que puede ir de 5 a 60 euros o más por cada noche.

En el caso de que viajes con mascotas el alojamiento más recomendable suele ser un apartamento, suelen tener un tamaño mayor que una habitación de hotel o un albergue y así podrás dejar a tu mascota dentro mientras vas a los museos, a la playa o a cenar. Eso sí, decidas el tipo de alojamiento que decidas ten en cuenta que muchos de ellos limitan la posibilidad de acoger animales al peso de los mismos y no suelen permitir Perros Potencialmente Peligrosos.

Grupos de amigos

Los viajes en grupo pueden salirte muy económicos porque muchos establecimientos ofrecen precios más bajos cuando viajan varias personas, pero también pueden encarecerse si no eliges bien el hotel. Con un grupo no tendrás problemas para encontrar hotel, pues no los limitan, pero para poder encontrar el ideal en relación calidad precio y que resuelva vuestras necesidades deberás comparar. Si queréis disfrutar, y no tener que preocuparos por nada la mejor opción será un hotel, pero si queréis pasar más tiempo juntos y ahorrar en las comidas puede que os interese un apartahotel.

A la hora de elegir la habitación presta atención a los precios, si sois 6 personas, por ejemplo, quizá os salga más rentable coger 2 habitaciones con cama supletoria que 3 para 2 personas o 3 habitaciones dobles. Todo dependerá del hotel, algunos incluso ofrecen habitaciones de 4 personas y puede que obtengas un mejor precio. También podéis optar por una casa rural, una buena alternativa ya que además de poder alojaros prepararéis la comida allí, e incluso podríais tener piscina, barbacoa o zonas deportivas.

Mayores

Para poder ir de vacaciones con todo planificado, sin preocupaciones y poder disfrutar de la estancia al mismo tiempo que conoces gente la mejor opción es un hotel. Muchos hoteles ofrecen paquetes vacacionales con los que puedes cubrir no sólo el alojamiento, sino también la totalidad de las comidas, el transporte desde el aeropuerto o estación al hotel y el de regreso, así como un completo servicio de habitaciones. Además, si quieres conocer la zona disponen de servicios de excursiones para que “te lo den todo hecho” y tú sólo tengas que disfrutar.

Personas que viajan solas

Viajar sólo es una buena forma de conocer mundo, hacer nuevas amistades y relajarse. Por eso, si vas a irte de vacaciones sin compañía puedes optar por una casita rural para desconectar, un buen hotel con actividades para conocer gente nueva o bien caminar mochila en mano de un albergue u hostal a otro en cada ciudad en la que concluyas el día. Si planeas unas vacaciones en plan mochilero una buena opción es ir a la aventura y reservar en la ciudad en la que pretendes pasar la noche ese mismo día, para al siguiente recoger e irte. En este sentido comparar te puede ayudar, pero también los cupones y ofertas de los que disponen los alojamientos. También puedes decantarte por el intercambio de casa para un cambio de aire a buen precio.

Viaje de pareja

Si viajas en pareja, te acabas de casar, o has dejado a tus hijos en casa con los abuelos posiblemente no te apetezca tener a niños corriendo a tu alrededor, escuchar lloros por las noches o durante las comidas… Entonces quizá si te interesen los hoteles de los que hablábamos antes, los que son sólo para adultos. Además, si quieres que el fin de semana sea romántico busca una habitación con jacuzzi, pack de bienvenida con champan o spa. Los hoteles con encanto pueden ofrecerte muchas posibilidades para disfrutar de unos días libres con tu pareja. También puedes buscar aquellos que ofrezcan actividades de ocio y diversión para que la estancia sea más entretenida.

Elegir el mejor hotel para ti

Para gustos los colores, y en los hoteles hay miles de opciones. Para elegir un hotel tienes que tener en cuenta los servicios que te ofrece, su ubicación, la calidad y el precio. No es lo mismo viajar con la familia que con los amigos, con los primeros es posible que prefieras pagar un poco más y tener una estancia agradable y con los últimos quizá prefieras irte a un alojamiento más humilde y barato por ahorrar sin renunciar al disfrute.

Recuerda, si viajas con niños lo mejor será que busques un hotel con actividades y animación para que todos podáis disfrutar. Además, los alojamientos que cuentan con actividades de ocio, no sólo infantil, pueden ser tu mejor opción si viajas sólo o si quieres conocer gente nueva y disfrutar de tus vacaciones. Pero si buscas un hotelito para pasar los días libres con tu pareja elige un hotel con encanto, con spa, masajes, y extras como el cava o el desayuno en la habitación, serán unas vacaciones románticas que recordaréis mucho tiempo.

Pero, sobre todo, antes de comenzar la búsqueda piensa qué es lo que quieres gastar y los servicios que vas a utilizar. Así podrás modular tanto el coste como las características de tu alojamiento y disfrutar de tus vacaciones en un hotel que se adapte a tus necesidades. Busques lo que busques puedes hacerlo en Rastreator.com. Su comparador de hoteles te permite elegir categoría, ubicación, rango de precios, tipo de alojamiento, instalaciones e incluso leer los comentarios del resto de los viajeros.

 

 

uchas veces nos lanzamos a la búsqueda del precio del hotel más bajo y luego no nos paramos a pensar en si el hotel estará bien situado o si, simplemente, está bien en general.

Nosotros siempre empezamos por mirar los comentarios de los clientes sobre el hotel en cuestión. Tenemos que decir que nos dan más confianza los de Booking porque sólo se puede dejar un comentario si has hecho una reserva con ellos, mientras que en TripAdvisor cualquiera puede dejar un comentario, incluso sin haber atravesado nunca la puerta de entrada.

https://saltaconmigo.com/blog/wp-content/uploads/2016/04/Irlanda-Dormir-Bunratty-Castle-Hotel-Habitacion-300x200.jpg 300w, https://saltaconmigo.com/blog/wp-content/uploads/2016/04/Irlanda-Dormir-Bunratty-Castle-Hotel-Habitacion-360x240.jpg 360w" sizes="(max-width: 640px) 100vw, 640px" width="640" height="427">

equipajebPara viajes medios largos yo suelo llevar una mochila grande, que se queda en el hotel con la ropa y todo aquello sin demasiado valor material o que no usamos habitualmente en el día a día, y otra mochila más pequeña, que llevamos siempre con nosotros, con la cámara fotográfica, documentación y todo aquello más valioso o de uso frecuente.

Hay que intentar optimizar el volumen y el peso del equipaje, ajustándolo a nuestra fuerza y envergadura física, puesto que siempre deberemos cargarlo nosotros. Nos sorprenderíamos con lo poco que podemos pasar. De hecho, lo único imprescindible de verdad y que no podemos olvidarnos en casa son los documentos (pasaporte, visado, carnet conducir, ...) y el dinero.

Para evitar que se rompa el equipaje facturado es conveniente que este no tenga demasiadas asas u otras partes exteriores que se puedan enganchar en las cintas transportadoras o con otros equipajes. Por último, si se visita algún país muy sensible con el tráfico de drogas (Tailandia, Colombia, Singapur, y otras...) es mejor revisar personalmente y cerrar muy bien el equipaje el último día de viaje, antes de pasar los controles del aeropuerto, para no ser portadores involuntarios de droga o cualquier otra sustancia prohibida. En el aeropuerto también podemos envolver el equipaje a facturar con plástico protector.

Para facilitar la eventual devolución de equipaje facturado y perdido por la línea aérea es conveniente identificar el equipaje con una etiqueta donde figure nuestro nombre, dirección o medio de contacto.

El tipo de ropa y calzado que llevemos dependerá del tipo de viaje que hagamos y de la climatología prevista. Pero, para no sobrecargar el equipaje con el peso de muchas piezas de ropa, especialmente en viajes largos, una buena idea es llevar ropa vieja que a medida que vamos utilizando la podamos dar o tirar, aligerando así el peso de la mochila. También podemos, durante el viaje, ir lavando la ropa sucia con jabón en horas muertas en el hotel (teniendo en cuenta el tiempo de secado) o en una lavandería. En algunos países, por ejemplo India o China, también es buena idea comprar ropa en los mercados locales donde, con toda probabilidad, encontraremos de todo y a mejor precio que en casa.

Dado que en los últimos años se han incrementado notablemente las medidas de seguridad en los aeropuertos ahora hay unos cuántos objetos que no se pueden subir a bordo, como por ejemplo líquidos, navajas, tijeras, pinzas, etc. Si llevamos alguno de estos objetos deberemos tener la precaución de ponerlos previamente dentro del equipaje a facturar. También las pérdidas de equipaje facturado en aeropuertos se han vuelto cada vez más frecuentes, por lo que recomendamos no facturar con el equipaje cosas de valor o muy importantes para nosotros, o de lo contrario nos arriesgamos a no volver a verlas jamás.

LISTA de cosas que sugerimos llevar en un viaje. Lógicamente cada uno debe hacerse su propia lista.

-       Pasaporte / DNI

-       Visado: Sólo si es necesario y no se puede obtener en destino

-       Certificado de vacunación: Sólo en el caso de países que lo exijan, p.e. fiebre amarilla

-       Billete de avión o transporte: e-ticket impreso y/o nº de reservar

-       Permiso de conducir: el propio o el internacional si es necesario en destino

-       Documentación del vehículo: sólo si viajamos con nuestro propio vehículo

-       Seguro de viaje: seguro de atención médica, hospitalización, repatriación, pérdida de equipajes, etc…)

-       Carné de Estudiantes (ISIC): En algunos países puede ahorrar bastante

-       Carné de alberguista (YHF): Descuento en alojamientos y otros en algunos países.

-       Datos de seguridad: Teléfonos de emergencia del seguro médico o de viaje y de la tarjeta de crédido

-       Fotocopias de seguridad: En papel u online, para pasaporte, visado,..

-       Guías de viaje y mapas

-       Mini-diccionario o guía de conversación. Muy  útil para algunos países como China.

-       Cuadernos de notas: Para escribir el diario de viaje

-       Bolígrafos: Útiles para rellenar los formularios de inmigración o para escribir nuestras notas.

-       Dinero en efectivo en euros: llevar una cantidad realista, ni poco ni mucho.

-       Tarjetas de crédito o debido: Cada vez más útiles especialmente en pagos grandes. Cuidado porque hay países que no las admiten. Atención a la comisión por pago con tarjetas.

-       Cámara fotográfica, objetivos y accesorios

-       Adaptador universal para enchules

-       Memorias de almacenaje

-       Prismáticos: Para observación de la naturaleza

-       Teléfono móvil. Si tiene wi-fi mejor para conectarse a internet en aeropuertos, hoteles.

-       Mochila pequeña: Para llevar con nosotros las cosas de valor y uso frecuente

-       Mochila grande: Para el resto de las cosas

-       Protector para la mochila: Para evitar que se empape en caso de lluvia

-       Saco Sábana: Para campas o superficies de limpieza dudosa

-       Riñonera, cinturón o cartera porta-documentos: Para llevar la documentación importante pegada al cuerpo

-       Gafas de sol

-       Navaja Multiusos

-       Candado (para cerrar los compartimentos)

-       Frontal de luz (es más útil que una linterna, ya que te deja las manos libres para hacer lo que necesites)

-       Mechero

-       Libros de lectura, Baraja (para las horas muertas)

-       Botiquín (a consultar con el médico de cabecera para alguno de estos medicamentos):

o    Analgésicos (Aspirinas, gelocatil,…)

o    Pastillas diarrea (Fortasec)

o    Antibióticos (Clamoxil)

o    Tiritas y esparadrapos

o    Desinfectante (mercromina)

o    Antihistamínico (para calmar el dolor de picaduras de insectos, por ejemplo)

o    Suero o sales rehidratantes

o    Pastillas para la garganta

o    Colirio para los ojos

o    Otra medicación habitual propi

o    Protector labial

o    Protector solar

o    Repelente para los insectos

o    Prospectos de los medicamentos anteriores

-       Higiene personal

o    Neceser

o    Gel de baño

o    Champú

o    Desodorante

o    Peine

o    Pasta dentífrica y Cepillo de dientes

o    Espuma y hojas de afeitar

o    Compresas y/o tampones

o    Papel WC (un rollo para sitios donde no lo hay)

o    Pañuelos papel

o    Tijeras pequeñas y/o pinzas

o    Gel de manos desinfectante

o    Pastilla de jabón (útil para lavar la ropa)

o    Toallitas húmedas

-       Ropa

o    Botas de montaña / bambas

o    Calzado descubierto

o    Chanclas baño (útiles para duchas o baños de dudosa pulcritud)

o    Calcetines y ropa interior

o    Pantalones / Faldas / Bermudas

o    Camisetas y Camisas (de manga corta y/o larga)

o    Ropa abrigo

o    Impermeable lluvia

o    Ropa de baño

o    Gorro

o    Pareo (para la playa, o para cubrirse en sitios religiosos)

o    Toalla baño

o    Bolsas plástico (útiles para separar ropa limpia y sucia)

-       Alimentación

o   Frutos secos, Galletas y/o barras energéticas (para sobrevivir en un momento de apuro

laconchaLa playa de La Concha de San Sebastián ha sido designada, por segundo año consecutivo, como la mejor de Europa y la sexta mejor del mundo por el portal de viajes Tripadvisor.

Esta empresa ha dado a conocer sus premios 'Travellers Choice Playas', que se basan en la "cantidad y calidad" de los comentarios y valoraciones sobre playas recopilados entre los usuarios de Tripadvisor durante 12 meses.

Según los usuarios de este portal, la mejor playa del mundo es la caribeña Grace Bay (Islas Turcas y Caicos), seguida de Baia Do Sancho en Brasil, la de Varadero en Cuba, en una clasificación en la que La Concha se sitúa en sexta posición.

Pues bien, no estoy de acuerdo si consideran la playa de Varadero como la tercera mejor del mundo, cuando sin salir de Cuba, tenemos playas infinitamente mejor, como las de Cayo Largo, Cayo Coco y Cayo Guillermo, Cayo Santamaría, Cayo Jutias o Cayo Blanco. Varadero, es mas conocida porque los paquetes todo incluido, llevan a los turistas hasta Varadero, con aeropuerto internacional, los desembarcan y transportan hasta los hoteles, y los devuelven a su país de origen sin haber visto nada mas. Pero ni por asomo es la mejor de Cuba, ni la tercera del mundo. Se olvidan de los paraisos asiáticos, las playas del pacífico al estilo de Bora Bora, las increibles playas de Panamá o México ...

San Sebastian es una increible playa urbana y merece un galardon porque no es nada sencillo mantener las condiciones de limpieza y salubridad estando tan cerca de un casco urbano, pero considero que, como mínimo a su misma altura, habría que considerar las playas de Fuerteventura, Menorca, Ibiza y Formentera, y otras muchas, que me vienen a la cabeza.

catania

Como cada año, Tripadvisor ha publicado los destinos que van a causar furor, basándose en los comentarios y las búsquedas que realizan los usuarios en su web. Son las nuevas tendencias en materia de viajes, para un público ávido de protagonizar escapadas a lugares menos habituales. Estos destinos emergentes vienen pisando fuerte, aunque no son desconocidos para la mayoría, y son fácilmente accesibles con vuelos low cost.

Travellers’ Choice Destinos Emergentes 2018 - Europa:


1. Gdansk, Polonia

Conocida por ser una de las ciudades más bellas de Polonia, Gdansk es una ciudad portuaria localizada en la costa báltica. El Mercado Largo en el centro de la ciudad es una de las atracciones turísticas principales, con sus coloridas fachadas, tiendas y restaurantes. Gdansk es el eje del comercio de ámbar del mundo. Sus boutiques lo venden por toda la ciudad, haciendo de Gdansk el destino ideal para aquellos que sientan afición por esta preciosa resina fosilizada.

Hay vuelos directos desde Alicante y Barcelona, por lo que desde estas ciudades, una escapada de fin de semana resulta muy asequible.


2. Riga, Letonia

La capital letona y la ciudad más grande de los Balcanes es una mezcla fascinante de la orgullosa tradición letona y de las influencias de los países que la han ocupado. Independiente una vez más desde 1991, el centro Art Nouveau de Riga ha logrado ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En el casco antiguo de Riga abundan bares y restaurantes y fácilmente puede ser explorado a pie, mientras que a la nueva Riga se puede llegar cómodamente a través de una moderna y eficiente red de autobuses y tranvías.Es una ciudad  fascinante, sobre todo si se visita en Verano, con temperaturas muy agradables que invitan a terracear-

Vuelos directos, los hay desde Barcelona y Gerona, con Air Baltic, una de las mejores compañías Low Cost de Euroa y de nuevo es un destino económico.

3. Rovinj, Croacia

Rovinj es un puerto pesquero en la costa oeste de la península de Istria. La ciudad vieja, un hermoso entramado de empinadas calles adoquinadas y plazas, se asienta sobre un acantilado, con casas que bajan muy pegadas hasta el paseo marítimo. Localizado al sur de la ciudad vieja está Lone Bay, una de las playas de piedra de la zona. Las 14 islas del archipiélago de Rovinj situadas justo al lado del continente son perfectas para explorar por la tarde.

No hay vuelos directos a esta bonita ciudad desde nuestro país, pero si es un lugar que merece la pena detenerse si se recorre la bella Croacia.

4. Nerja, España

Nerja está ubicada a lo largo de la Costa del Sol. Su paseo marítimo, el Balcón de Europa, ofrece unas vistas impresionantes del Mediterráneo y de la montaña, y bajo él los viajeros pueden encontrar playas arenosas y acantilados llenos de calas. Un lugar de interés popular en este pueblo costero es la Cueva de Nerja, que destaca por sus peculiares estalactitas y estalagmitas y por sus pinturas paleolíticas.


5. Catania, Italia

Catania es una ciudad portuaria en la costa este de Sicilia, a pie del monte Etna, el volcán más grande y activo de Europa. En la Piazza del Duomo, la plaza situada en el centro de la ciudad, están ubicadas la famosa estatua de la Fontana dell'Elefante y la Catedral de Catania. El mercado de pescado de diario La Pescheria en la esquina suroeste de la plaza es una visión a contemplar, y al estar rodeado de restaurantes de marisco es un paraíso para los foodies. Catania en verano, es un acierto seguro, y además, a corta distancia se encuentra Taormina, la marbella siciliana de aguas turquesa y las maravillosas islas Eolias. Hay vuelos directos desde Madrid, con Norwegian, una compañia Low Cost, con mucho glamour y es un destino totalmente asequible.


6. Zagreb, Croacia

Zagreb es el corazón de la cultura, el arte, los deportes y la educación moderna de Croacia, pero su historia no se olvida. La singular combinación de torres medievales, palacios del siglo XIX, mercados al aire libre y catedrales antiguas hacen de Zagreb la ciudad perfecta para explorar. Aunque lo más visitado de Croacia sea Dubrovnik y las islas de la región de Dalmacia, Zagreb no debería pasarse por alto y bien merece. Hay vuelos directos desde Barcelona.

7. Liubliana, Eslovenia

Eslovenia está ubicada entre Austria e Italia, y su capital Liubliana es el ejemplo perfecto de esta mezcla de culturas alemana, mediterránea y eslovena. El casco antiguo es una composición de edificios del Barroco, Renacimiento y Art Nouveu, vigilados por un castillo medieval. Los viajeros pueden atravesar los jardines del Parque Tivoli hasta el Museo Nacional de Historia Contemporánea para una lección de la Eslovenia moderna. No hay vuelos directos


8. Cádiz, España

Cádiz es una antigua ciudad portuaria en el suroeste de España, construida sobre una franja de tierra rodeada por mar en Andalucía. Cuna de la Armada Española, el puerto cuenta con más de 100 torres de vigilancia, incluida la icónica Torre Tavira, tradicionalmente utilizada para detectar barcos, y la Catedral de Cádiz del siglo XVIII, ubicada en el paseo marítimo.

9. La Valeta, Malta

La Valeta es ahora la capital de Malta y una pieza viviente de historia. Con su insuperable colección de arquitectura barroca, su ciudad amurallada que da al mar Mediterráneo y la espectacular Concatedral de San Juan, con estrechas bóvedas de piedra tallada y una famosa pintura de Caravaggio, no es sorpresa que la más pequeña de las capitales europeas sea Patrimonio de la Humanidad. Hay vuelos directos con Ryanaiar desde muchas ciudades españolas.


10. Núremberg, Alemania

Núremberg, una de las ciudades más grandes de Baviera, se distingue por su arquitectura medieval, como las fortificaciones y las torres de piedra de su Altstadt (casco antiguo). En el extremo norte del Altstadt, rodeado de edificios con tejados rojos, se alza el Castillo Imperial. El Hauptmarkt (plaza central) es donde está localizada la Schöner Brunnen, la dorada “fuente hermosa” con figuras por niveles, y Frauenkirche, una iglesia gótica del siglo XIV. Hay vuelos desde muchas ciudades españolas a precios de ganga.



Travellers’ Choice Destinos Emergentes 2018 - Mundo:


1. Ishigaki, Japón

2. Kapaa, Hawái

3. Nairobi, Kenia

4. Halifax, Canadá

5. Gdansk, Polonia

6. San José, Costa Rica

7. Riga, Letonia

8. Rovinj, Croacia

9. Nerja, España

10. Casablanca, Marruecos

NLF.pie.fw

“Viajar es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente”. – Mark Twain